• Instagram

Retratos. Ahora que lo pienso, puedo decir que he aprendido a vivir y sobrevivir a través de los retratos; Puede que presentarme profesionalmente con una frase como ésta... suene algo confuso. Pero en el balance de los hechos, ¡Ha sido así!

Si me propongo la tarea de revelarme, memoria en mano y recuerdos en mente, el resultado sería una pared llena de imágenes mentales. Una cantidad indeterminada, hasta ahora, de láminas en la que cada una refleja inequívocamente tanto quién soy, como lo qué he logrado con ello.

Veamos... Siempre lo he dicho, Siempre lo he tenido muy claro: Los fotógrafos nos hallamos, personal y profesionalmente, en la dinámica entre: Luz — Técnica — Concepto.

 

LUZ. Contaba con apenas 13 años de edad. Al inicio del nuevo siglo, año 2000, llegó a mis manos.: Mí primera cámara fotográfica.

Una Canon análoga. Bellísima herencia. Que de seguro llegó a mi familia no sólo para enriquecer la vida de mi abuelo, a quien perteneció hasta el final de sus días, y de mi padre, ambos fotógrafos aficionados... También había llegado para encaminar el rumbo de la persona que hoy día soy. Sin duda, había nacido para ser fotógrafo. Esa cámara fue, y es hoy día, una herramienta para el desarrollo de mi identidad.

TÉCNICA. Todos nosotros tenemos una cámara, como principio técnico. No obstante, nuestro camino, y la experiencia guardada en él, nos depara un aprendizaje que sólo como individuos podemos tanto pulir como interpretar.

A ciencia cierta, soy publicista. Egresado de la Universidad Jorge Tadeo Lozano. En aquel tiempo no existía tal cosa como una carrera profesional de fotografía. La oferta para aprender a fotografiar a un nivel profesional se encontraba en formato de cursos particulares o clases incorporadas a una profesión con mayor relevancia en aquel entonces..

 

Tal fue mi primer encuentro con un fotógrafo: en clase. Quise ser el mejor en ese momento para que todo lo que aprendiera sobre la carrera se enfocara al final en mi vocación. Al final de semestre, así fue. Si mi destino se había revelado en el contexto de herencia, en forma de cámara,... Los siguientes diez años después de graduarme, serían un edificante proceso de entrenamiento, de la mano de un socio y una idea conjunta.

En 2009 la idea era experimentar visualmente con aquello que nos unía a mi socio, el artista Andrés Millán: Fotografía: publicitaria —conceptual — moda. El proceso creativo de esa década resultó en publicidad. ¡Buena publicidad!

Nuestro trabajo nos valió la oportunidad de trabajar con marcas tan importantes como Revista Soho, Revista Maxim, Crepes & Waffles, Netflix, Club Colombia, Arturo Calle, Samsung, Grupo Aval, Bauer, Nestle, Trident entre muchas otras. Nuestra obra fue, es y será una colaboración artística y artesanal. Ambos tenemos eso.

Y con Pink Flamingo Studio lo logramos.

Nos enseñó a idear cómo guerrear comercialmente. Semanas. Meses de no bajar el ritmo. Algo inevitable debido a ser profundamente necesario. El ciclo de trabajo conjunto, del talento y la personalidad artística de Pink Flamingo Studio culminó con el reconocimiento del premio India Catalina 2019 a Mejor Serie de ficción web.

La dinámica entre la parte artística y la publicitaría, después de diez años, nos pidió a cada uno seguir sembrando y cosechando. Ahora con voz propia.

Sabiendo que las dificultades producen paciencia, me encontré en una posición en la que había mucho flujo de trabajo, más sentía que la concepción del oficio se veía ahogada con todo ello. La paciencia se manifiesta en las pruebas. La mía fue una decepción amorosa con la publicidad. Se debió a no darme la oportunidad de conocerme más allá del trabajo comercial... aun sí estuviera dándolo todo.

Las pruebas se tornan en esperanza; Y, es así, que la esperanza no avergüenza. Puse en práctica lo que había comprendido: ¡El trabajo personal es lo que vende!

CONCEPTO. Me propuse a leer mi manera de retratar. Me lance a hacer retratos con amigos, colegas, personalidades que nutren mi mundo y el fruto de ello fue una buena y grata retroalimentación. Más y más oportunidades de poder retratar de la manera que imaginaba. Fue una revelación. A pesar de que sabía que me encantaba hacerlo desde un principio. No lo había ensayado. Sólo lo había ejercido.

Ahora tengo la oportunidad de reinventar cada retrato. No solo en lo conceptual y lo creativo, también en lo técnico.Los retos incorporan, sí o sí, riesgos... por lo tanto son personales. Por ende, los tomo como retratista. Es en donde yo me reinvento a cada rato. Mi retrato en este aspecto acoge mis sueños creativos. Genera desafíos inofensivos para seguir evolucionando en mi profesión.

Un fotógrafo sin evolución se va quedar como un accesorio de carne y hueso para su cámara. Todos los grandes fotógrafos, en quienes con respeto y admiración me sostengo, se han reinventado. Así es nuestro trabajo. Ese es el pulso cardiaco de nuestro hacer. Por eso mismo es que vendemos imágenes.

No somos ingenieros. No vendemos estructuras que sostienen.vendemos imágenes que cautivan. Nuestra responsabilidad es reinventarnos.

Este cambio de actitud no solo revitalizó mi carrera sino dio paz a mi vida. Me dio la capacidad y la oportunidad de dirigir mis proyectos, aterrizar mis aspiraciones y enseñar a mis semejantes a desarrollar lo mismo.

Conforme la historia de mi vida me desempeño como profesor de fotografía y retrato en la Universidad de Los Andes. Enseñando la luz, la técnica y la concepto de un arte; y de un estilo de vida.

 

Con la experiencia de mi lado, mi profesión me llamó a conocerme. Y lo hizo con nombre propio: "Felipe Díaz es retratista"

 

Fabrica 74.

Felipe Díaz, retratista / Fabrica 74, visión comercial.

En este escenario las pruebas no están en el presupuesto. Todo el equipo se enfoca en producir tendencias que estimulen imagen corporativa, carácter de producto e identidad de marca.

El trabajo comercial es un trabajo integral con poco espacio para experimentar... lo que no significa una carencia de creatividad. por supuesto el resultado será impecable.

La luz se posa en mi vida y en mi obra. Revelando que estoy comenzando mi carrera de verdad.

Contacto
arrow&v